Despertar al Guía Interno

La capacidad de utilizar hábilmente la intención y la voluntad constituye la piedra angular de las prácticas energéticas y es fundamental para vivir con plenitud. La intención la otorga la Madre Naturaleza igualmente a los dioses y a los humanos, pero su utilización y la intensidad de enfoque son habilidades que se desarrollan durante la vida.

En los clásicos de medicina taoísta se dice que en el momento en que desviamos la intención y la voluntad de la meta primordial de elevar la conciencia, comenzamos a desarrollar las raíces de la enfermedad y el sufrimiento.

El fuego de la intención está administrado por el guía interno en la zona del chakra del corazón. El guía interno, conocido también como la conciencia superior es el aspecto sagrado de la personalidad. Esta es la función que nos permite llevar a cabo el proceso de desarrollo personal.

Cuanto más trabajemos conscientemente con el guía interno, más fácilmente encontraremos el camino a seguir para cumplir con nuestro destino y lograr la plenitud y el desarrollo. Al mismo tiempo descubrimos que más certeras se hacen nuestras decisiones y nuestra habilidad de generar beneficios personales y para los que nos rodean.

El guía interno es la semilla de la perfección que esta dentro de todo ser de la creación. Es la brújula que indica una sola dirección a seguir: desarrollar nuestro potencial espiritual. Históricamente, en todas las grandes culturas que han desarrollado algún tipo de yoga, el emprender el camino de trabajo energético se ha llevado a cabo considerando siempre un principio trascendente superior de consciencia más allá del ego individual.

Además, el ser conscientes de que el principio divino reside dentro de nosotros elimina el sentido de separación o de inferioridad que el practicante puede desarrollar si asume que le falta algo que esta fuera de sí.

El guía interno busca constantemente reajustar la dirección de nuestra vida. Su manera más directa de hacerlo es a través de los sueños o del I Ching cuando hacemos preguntas. En este nivel se comienza a abrir conscientemente una comunicación más directa con el guía interno para, en adelante, tenerlo siempre en cuenta cuando tomamos decisiones importantes.

 

FECHAS